13. abr., 2012

Spanish nightmare, Pau Marí-Klose

El profesor del CSIC Luis Moreno me envia la imagen que adjunto sobre gasto anual por preso y por estudiante en California. Con sarcasmo, titula la foto California dreamin', la famosa canción de The Mamas & the Papas. California se gasta 5,76 veces más en un preso que en un estudiante. Las cifras parecen escalofriantes. ¡Y lo son!

 

Ahora bien, quizás nos lo parezcan algo menos si contrastamos estas mismas cifras en España, país supuestamente tan alejado de la sociedad fracturada y represora en que se ha convertido Estados Unidos. Me he puesto a hacer cálculos relativamente rápidos (que espero que no contengan errores). España gasta 6.621 dolares anuales por estudiante (antes de los recortes), según datos Eurostat, y 31.653 dolares por preso (y tenemos una de las poblaciones carcelarias mayores de Europa).

 

Esto es, el ratio preso/estudiante en España es 4,78, algo menor que en California (¡pero no tanto!). Los nuevos recortes en educación  por un importe de 530 millones de euros, ya recogidos en los presupuestos de 2012, situarán el ratio en 4,83. Se han anunciado recortes adicionales en Sanidad y Educación por valor de 10.000 millones. Supongamos que el grueso del recorte se concentra en Sanidad, y Educación "sólo" pierde 3333 millones (una tercera parte del recorte). La ratio se situaría en 5,16. A partir de allí, un pequeño incremento en el gasto en represión (previsible en esta etapa de aumento de desigualdades) nos pone a niveles de gasto preso/estudiante californianos. The Spanish nightmare...