Blog: El rey va desnudo

Lo urgente a menudo atenta contra lo necesario. P.Gallo ...

Se ha escrito y debatido mucho, y diríamos que también alegremente, sobre la crisis y particularmente sobre su impacto en las políticas sanitarias. La gran mayoría de opiniones hacen referencia a la dificultad de cuadrar las cuentas del sistema sanitario, a la urgencia de controlar los gastos que implica, o a cuáles son los recortes menos duros para la población o menos inequitativos. Nos parece que están ausentes de este discurso mayoritario algunas claves importantes de la política sanitaria. No deberíamos hablar solo de recursos o de qué medidas financieras son las más acertadas, sino de qué modelo de sistema sanitario queremos tener, cómo superamos sus actuales limitaciones, y cómo avanzamos hacia una sanidad más sensible a las necesidades del ciudadano, más participativa, con mejor capacidad de respuesta y más atenta a los cambios de su entorno. Concebir por tanto la problemática como una propia de la crisis financiera es de nuevo desaprovechar una oportunidad importante para repensar seriamente lo que llevamos haciendo 50 años y que en gran medida lleva 20 viviendo en la obsolescencia. No se trata de apretarnos el cinturón o de conseguir más recursos para seguir haciendo lo mismo y así huir de una necesaria reformulación del sistema actual. Debemos pensar más y mejor y sobretodo debemos hacer un discurso sanitario o de salud.


Ante la crisis no todos los países europeos optan por las mismas respuestas. Algunos de ellos están aprovechando el momento para buscar mejorar la eficiencia del sistema, especialmente en los entornos hospitalarios y de consumo de fármacos. La eficiencia no implica solo bajar los costes sino tratar de hacer la cosas mejor con los recursos disponibles. Así mismo, algunos países han decidido proteger a los más desfavorecidos ante la crisis e incluso incrementar las prestaciones a determinados colectivos. Otros han optado sin embargo por reducir la cobertura e incrementar los copagos por determinados servicios, con las consecuencias negativas propias de estas medidas, tanto a corto como a largo plazo. La gran ausente de las medidas adoptadas siguen siendo no obstante la salud pública y las estrategias preventivas, a pesar de su eficiencia a medio y a largo plazo.

 

Cada medida es hija de su padre y de su madre, dicen. Es decir, no tiene sentido evaluar la bonanza o no de cada medida de forma independiente del contexto en el que tienen lugar pero no queremos desaprovechar la oportunidad de identificar algunas políticas con marcado carácter sanitario, no financiero, que el sistema debería sopesar sin mucha dilación:

 

  • Mejor uso de indicadores fiables de calidad asistencial y resultados en salud. La salud es lo que importa.
  • Fijar mejor las prioridades, hay metodologías de priorización muy útiles. No todos los servicios que se proveen necesitan adelgazar por igual.
  • Poner énfasis en la salud pública. Tenemos un sistema excesivamente curativo y poco preventivo.
  • Mayor papel de la atención primaria de salud y mejor coordinación asistencial
  • Proteger a los mas desfavorecidos por la crisis.
 

De momento lo que parece prevalecer es la urgencia de cuadrar cuentas, contener los gastos, hacer una sanidad más barata, y con ello nos olvidamos de lo necesario, una mejor sanidad.

 

 

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

14.11 | 11:48

Holes... Soc l'Alexandre Coello, professor del Departament d'Humanitats de la UPF. Vaig llegir el teu llibre i em va agradar molt. Voldria contactar amb tu.

...
20.09 | 16:44

Me gustaría saber si el Dtor Pedro Gallo Puelles es hijo del Dtor.Don Francisco Gallo Puerto.Gracias

...
22.05 | 23:45

Hola soy de argentina descargue el cuaderno de ejercicios excel y me quede en formulas no entiendo la hoja en la que hay un aumento del 20% me podría ayudar?

...
10.03 | 20:38

Buenas Tardes
Don Diego, le escribo desde Chile. Me puede dar un mail para poder hacerte unas consultas?

Gracias

...